Cabalgaban, camino a Bagdad, por el desierto dos beduinos cuando encontraron a un viejo jeque tumbado en la arena hambriento y sediento. Los beduinos ofrecieron un poco de agua al jeque y cuando se había repuesto contó que había sido asaltado por un grupo de enmascarados.

 
El jeque preguntó a los beduinos si llevaban alguna cosa para comer, a lo cual el primer beduino contestó que aun le quedaban cinco panes y el segundo contestó que le quedaban tres panes.
 
El jeque propuso que compartieran entre los tres toda esta comida y al llegar a Bagdad les recompensaría con 8 monedas de oro.
 
Así lo hicieron y al llegar a Bagdad al día siguiente se habían comido entre los tres los ocho panes y el jeque les quiso recompensar con 8 monedas, por lo que entregó cinco monedas al primer beduino y tres monedas al segundo.
 
Pero el primer beduino dijo:
 
- El reparto no es correcto. Si yo di cinco panes me tocan 7 monedas y a mi compañero, que solo aportó tres panes, solo le toca 1 moneda!
 
Porqué dijo esto el beduino?
 

 
La solución esta escrita con tinta invisible, para verla pasa el ratón entre los asteriscos.
 
 

** Asumiendo que compartieran los panes a partes iguales, correspondería 8/3 panes a cada uno.

El beduino que poseía 5 panes ha contribuido en 5-8/3 = 7/3, mientras que el que poseía 3 panes lo hace en 3-8/3 = 1/3.

Por tanto, el primero contribuye 7 veces más que el segundo, con lo cual debe recibir 7 veces más monedas que el segundo.
**

     
   
 

 

© Pequelandia