P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 
         
 
 
El Súper teclado
 
 
 
Érase una vez un teclado llamado Alexander que soñaba ser un súper héroe y ayudar a la sociedad, porque en Tecnopolis había mucha violencia. Con el tiempo el entrenaba mucho y se esforzaba para poder tener unos músculos increíbles.
 
Pero un día cuando iba por su ruta de siempre, se cayó en un barril de desechos tóxicos, convirtiéndolo en un superhéroe, con súper fuerza, velocidad y transportación.
 

Un día menos inesperado llegaron los vandivirus para atacar a las computadoras pero los antivirus los detuvieron por un tiempo. Mientras llegaba un malhechor muy fortachón y derroto a los antivirus pero Alexander los tomo por sorpresa y los derroto, pero el malhechor fortachón tenía una linda computadora a la que pensaba hacer daño pero Alexander lucho con él y lo derroto salvando a la computadora lila.

 

Entre la masacre un vandivirus dijo: 

 
¡VOLVEREMOS!
 

Dejando esto claro se marchó muy mal herido, pero todos los Tecnopolianos pensaron que era una gran mentira.

 
Pero el día de la gran boda de Alexander, el teclado y la computadora lila fueron atacados por los vandivirus, llevándose a la mama del súper teclado  dejando una nota que decía lo siguiente:
 

 ¡ENTRÉGATE O NO VOLVERÁS A VER A TU MAMA!

 
Alexander no tuvo más opción que entregarse para poder salvar a su madre. La dejaron libre, en cambio a Alexander no lo dejarían libre hasta extraerle todos sus poderes para que Tecnopolis no tuviera un protector y así poder saquear los bancos.
 
Pero Alexander con su súper fuerza partió la pared que lo contenía y lucho contra todos los vandivirus. Eran muchos y no pudo contenerlos, pero mientras eso pasaba todos en Tecnopolis estaban armando un plan para salvar a Alexander. Cuando llego el día para quitarle su poder, los Tecnopolianos atacaron dejandoles heridos y sin fuerzas.
 
Mientras sucedía esto, Alexander sé quedo solo porque los vandivirus estaban distraídos luchando contra los Tecnopolianos. Alexander aprovecho y se liberó sin que nadie se diera cuenta, así que los tomo por sorpresa y los llevo a la cárcel sin que ellos se pudieran escapar,
 
Terminaron su boda felices y al respaldo de unos años tuvieron hijos con ganas de proteger a la ciudad de los villanos
 
 
 
 
 
Autor/a del cuento
© alejando Londoño - 11 años