P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 
         
 
 
LAS PEDRITAS AZULES
 
 
 

Había una  vez dos piedritas azules que estaban en el rió  un  día paso un recolector de piedras y se las llevaron. Las  piedritas estaban tristes porque las habían sacado del rió donde el agua las refrescaban y ahora  se encontraban en un rincón de un deposito.

Un día el muchacho que las recogió las llevo a una calle y las pego en un muro, las piedritas azules quedaron muy tristes pegadas en el muro  dándoles el sol todo el día,

Entonces pidieron al  sol  que calentaran las nubes para que llovieran  y puedan desprenderse de la pared.

Así sucedió cayeron de la pared  y ya en el piso vieron asía arriba y en el muro estaba la imagen de Jesús sin sus pupilas, tristes y desconsoladas quedaron.

 
 
Volver al menu cuentos.
 
 
Autor/a del cuento
©  Fiorella Wenzel  -   6 años