P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 

 

 

 

 
 
Un pastel encantado
 
 
 
 
Había una vez una vez una princesa llamada Angélica que no quería otra cosa que no pidiera. Era muy especial con la comida,  tanto que un día la cocinera se enojo y le dijo:
 

 –A mi no me levantas la voz le dijo, no me importa que la reina corra por los pasillos por que algún día recibirás un buen castigo -

 
La princesa le contó a su madre de inmediato lo ocurrido, entonces la Reina fue a buscar a la cocinera y le dijo:
 

– Quiero que sea la primera y ultima vez que esto haya ocurrido, y escucho lo que le dijo a la cocinera -

 

- Entonces la princesa intervino

 

– Madre como se lo puedes perdonar -

- la Reina contesto, porque soy buena persona niña por eso.

 
Al día siguiente la princesa pidió a la cocinera de desayunar quesadillas con jamón y queso, galletas con chispas de chocolate y leche.
 
La Reina le dijo a la cocinera, ordenándole que le pusiera lo que ella misma había desayunado.
 
La princesa reclamo y dijo - no, yo pedí quesadillas con jamón y queso galletas con chispas de chocolate y leche.
 

Y la cocinera le contestó - que de lo que pidió solo estaba correcto la leche.

 
Después de un mes la princesa cumplía su séptimo cumpleaños, pero salio un rato a jugar con sus muñecas y encontró un pastel con unos globos que le llamo la atención, pero no sabia que el pastel y los globos le pertenecían a un duende que una Hada le concedió.
 
En el pastel habían 9 deseos pero le advirtió que si un humano lo tocaba se le iban a cumplir los mismos deseos y seria un desastre total, pero el duende no se dio cuenta ni donde, ni cuado ni a que hora perdió el pastel y sus globos
 
La princesa comió un pedazo y se empezó a comportar de una manera extraña y se asusto mucho. Entonces el duende dijo:
 

- Hay que llevarla junto al Hada

 

El Hada explico a la princesa lo ocurrido y la curó.

 
La princesa Angélica aprendió a no ser exigente, reclamar, ni decir que la comida no le gustaba y tampoco a ser curiosa
 
 
 
 
País: México
Enviado por:
Ana Cristina (11 años)
Publicado el:
9 de Agosto de 2015
 
 
Volver al menu cuentos.