P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 
         
 
 
LUCAS Y GIGI
 
 
 
Lucas, era un aventurero nato, le encantaba explorar, acampar, buscar el peligro, encontrarlo y enfrentarlo, por otro lado Gigi era una prisionera, soñadora y muy hermosa, aunque no tenían nada en común y un día sus caminos se cruzaron
 
Les contare la historia Lucas era un aventurero había recorrido casi todo el mundo, había recolectado los tesoros mas hermosos, había conocido a las personas mas listas y mas sabias, pero algo faltaba en su vida faltaba el amor, nunca se había enamorado, así que un día decidió hacer un ultimo viaje , un viaje para encontrar el amor.
 

Mientras caminaba hacia la aventura Lucas vio como un ave dejaba caer algo desde su pico, eso brillaba mucho, era la luz mas hermosa que Lucas hubiera visto en su vida entera. Lucas vio como cayo a lo lejos, y decidió correr a ver de que se trataba, cuando llego, vio con asombro que era una perla, una perla echa de lagrimas, era del color de una lagrima pero sólida como una perla y en su interior, se veía la imagen de la niña mas hermosa de todo el mundo, Lucas se enamoro en ese momento y decidió, que tenia que encontrar a la niña que lloraba perlas.

 

Lo primero que hizo fue preguntar a todos a su paso si sabían donde estaba la niña que lloraba perlas, unos contaban una historia sobre un brujo, otros mencionaban una torre, otros decían que ella había sido abandonada ahí, muchos le contaron que era un lugar maldito, pero a el no le importaba que peligro corriera su vida solo le importaba la vida de esa hermosa niña que veía reflejada en la perla de lagrimas.

 

Lucas empezó a imaginar que ella su amada niña estaba en problemas, así que apuro el paso y siguió preguntando, pronto las personas le contaron que había una mujer que conocía la historia mejor que nadie, Iris.

 

Iris, era algo loca, se había teñido el cabello de blanco, pero conocía la historia más que nadie. Iris, l igual que Lucas era una aventurera, bueno lo había sido hacia muchos años atrás, así que conocía muy bien todo el mundo.

 

Lucas después de un largo camino llegó a casa de Iris , y la vio en el jardín, sentada en una mecedora, viendo el cielo, se acercó lentamente y le preguntó por la chica que lloraba perlas, Iris sorprendida le dijo que conocía el camino y aunque le advirtió que era algo peligroso Lucas insistió que le dijera el camino.

 

Así Iris invito a Lucas a pasar a su casa, la cual estaba llena de tesoros, de todo el mundo, le dijo a Lucas que se sentara y le contó , que el camino era derecho siguiendo la luz de la estrella mas grande del cielo, cruzando el lago, pasando el bosque, rodeando la montaña, y cuando al fin hiciera todo eso, tendría que esperar hasta el anochecer para ver la estrella mas grande la estrella le revelaría donde estaba la torre, esa torre de la que caen lagrimas de perlas.

 

Lucas agradeció a Iris y se marchó veloz, pronto anocheció y vio la luz de la estrella mas grande, la siguió toda la noche y cuando amaneció vio el lago antes de cruzarlo se recostó un momento y durmió, no podía ir sin energías a salvar a su amada. Cuando despertó al día siguiente, lo cruzo. Llegó al bosque y a su paso encontró hermosas flores y deliciosas frutas, muchas mariposas y aunque era un paisaje hermoso tenia mucha prisa, así que se apuro y llegó a la montaña, como rodearía la montaña no había manera, tuvo que pasar por ella, enfrentando las tormentas de nieve mas fuertes, y cuando por fin llegó, esperó el anochecer, y ahí estaba la estrella mas grande la que con su luz revelaba la torre de las lagrimas, Lucas empezó a correr cuando un hombre lo sorprendió, le dijo que su nombre era Ron, y que era el dueño de la torre, que no debía acercarse si quería seguir viviendo, así que Lucas se dio la media vuelta y se fue.

 

Lucas se acostó cerca de la montaña, y se durmió un momento, cuando despertó se dio cuenta que había una muralla enorme que rodeaba todo el lugar, incluida la torre, a lo lejos vio como Ron salía por una puerta en la muralla así que aprovecho y se acerco a la torre, su sorpresa fue cuando vio a su lado a la hermosa niña lloraba perlas, ella se presento como Gigi, le contó que estaba atrapada en la torre de noche y en el día podía bajar pero no pasar la muralla toda su vida había vivido así, ya que Ron la había raptado para hacerla su esposa cuando fuera mayor, Lucas le contó que se encontró una perla echa de lagrimas, y vio su rostro y se enamoró, también le contó todo lo que paso para encontrarla, le contó sobre Iris, sobre el lago, el bosque y la montaña, Gigi estuvo tan feliz de que alguien se preocupara por ella, que inmediatamente se enamoro de Lucas.

 

Así los dos enamorados hablaron todo el día y toda la tarde de lo que seria su vida juntos, pero cuando empezó a oscurecer se dieron cuenta de que no podrían estar juntos amenos que encontraran una manera de pasar la muralla.

 

Pero como podrían pasar la muralla, Lucas le dijo a Gigi que el se escondería, y al anochecer cuando ella regresara a la torre y la muralla desapareciera el saldría a buscar una solución, y así fue. Ron volvió, hizo regresar a Gigi a la torre, y desapareció la muralla, y así Lucas corrió, rodeo la montaña y llego al bosque muy cansado se sentó y pensó, pensó y pensó, nada se le ocurría, como haría para salvar a Gigi y llevarla con el a una vida feliz, estaba tan triste que comenzó a llorar, de pronto una luz lleno el bosque y una mano toco el hombro de Lucas, era un hada , una hermosa hada de la luz, le dijo a Lucas que tuviera calma, que todo estaría bien y le dio una bolsita con dos pequeñas pastillas adentro, y desapareció.

 

Lucas se confundió aun mas no sabia que pasaba, pero aun así, corrió hacia la montaña y espero el amanecer a que Ron saliera, y la muralla apareciera, Gigi bajó y lo abrazó, Lucas le contó que había visto al hada de la luz y le había entregado dos pastillas, decidieron que si el hada de la luz las había entregado, tenían que ser buenas así que se tomaron de las manos muy fuere, y cerrando los ojos, se tomaron las pastillas al mismo tiempo, así comenzaron a sentirse mas ligeros, y cuando abrieron los ojos, se dieron cuenta, que tenían unas bellas alas, llenas de luz, así volaron hacia la libertad detrás de la muralla.

 

Llegaron al bosque y agradecieron al hada de la luz quien estuvo contenta de haber ayudado, así Lucas y Gigi se abrazaron muy fuerte, se tomaron de las manos, y comenzaron a volar , con las hermosas halas que les habían obsequiado, mientras volaban sin mirar atrás, Gigi dejo caer las ultimas perlas de lagrimas, y fueron de felicidad.

 
 
Volver al menu cuentos.
 
 
Autor/a del cuento
© Paula Aguirre  - 10 años