P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 
         
 
 
LA GATA TRAVIESA
 
 
 
Erase una vez, una gatita muy traviesa. Su dueña, una niña
de seis años llamada Carla estaba muy preocupada.
Sus amigas Yoli y Nora, también tenían una gata. Y decían
que no era tan traviesa.
 
Carla estaba desesperada con su gata
pero su familia le decía: ¡No te preocupes Carla!, eso es normal
en una gata. Después de unas semanas Yoli y Nora acudieron
a casa de Carla para ver si lo que ella decía era cierto.
Y la verdad es que lo que decía era cierto, la gatita era pequeña
pero muy traviesa.
 
     
Carla Yoli Nora
 
Un día soleado, Carla y su gata fueron a visitar a Nora. Pero su gata era traviesa pero no tanto como la suya, y Carla se fue a casa de Yoli a ver que le decía, y le dijo lo mismo. Los padres de Carla estaban preocupados por que la veían muy desilusionada con su mascota.
 
Pero después de unos meses la gata se hizo mayor y dejó de ser tan traviesa y Carla, su familia y sus amigas se pusieron contentos por Carla y su gata.
 
 
 
Volver al menu cuentos.
 
 
Autor/a del cuento
© Ángela Fernández García