P  U  B  L  I  C  I  D  A  D P  U  B  L  I  C  I  D  A  D
 
 
         
 
 
LA AVENTURA DEL AGUA
 
 
 

Había una vez una hermosa Gotita

Que vivía en el mar. Todos los días

Soñaba con elevarse muy alto para saber

A dónde van las nubes

 

Un día se acercó una Gaviota que le

Ofreció ayudarla a cumplir su sueño.

Le dijo que con el calor del Sol, la Gotita

Se convertiría en vapor y se elevaría

Hasta las nubes. Gotita comenzó a sentir

Su cuerpo más liviano y se elevó hasta

Una nube.

 

De repente, el viento despertó y la

Hizo viajar hasta una nube arriba de la

Montaña. En ese instante apareció Don

Queltehue, que le dijo que se preparara

Para bajar a la tierra en forma de lluvia.

 

Siendo una gota de lluvia fue a parar

Al río, donde se le acercó Doña Trucha.

Ella le explicó que ahora estaba en un

Río de agua dulce y que muy pronto sería

Agua potable.
 

En la fábrica de potabilización de

Aguas Andinas le dieron la bienvenida

A Gotita. Le explicaron que en ese lugar

La harían más limpia y pura, así podría

Ser bebida por las personas.

 

Cuando Gotita ya era potable, Pablito en

Su casa la reconoció de inmediato mientras

Cerraba la llave después de ducharse.

Gotita felicito a Pablito por eso y, mientras

Ella se iba por el alcantarillado, le advirtió

Que no botara basura al WC porque este se

Taparía y así ella no podría seguir su viaje.

 

Pablito se despidió de Gotita mientras

Se iba por el alcantarillado. Ahora Gotita

Estaba muy sucia y con mal olor. Cuando

Llegó al campo pensó que podría servir

Para regar verduras, pero Doña Lechuga

Le dijo que ahora era agua sucia y podía

Trasmitirle enfermedades a las

Verduras.

 

Gotita se sintió muy triste. Sin embargo

Doña Frutilla la tranquilizo y le contó que

La solución estaba a la vuelta de la esquina,

En la Planta de Tratamiento de Aguas

Servidas de Aguas Andinas.

 

La gota fue recibida con los brazos

Abiertos por la Planta de Tratamiento,

Donde fue limpiada para poder regar

Frutas y verduras.
 

De vuelta en el río se encontró con

Su amiga Trucha, quien le dio ánimo y le

Dijo que si seguía por ese caudal pronto

Estaría en su casa, el mar.

 

Una vez en el mar se encontró

Nuevamente con la Gaviota, que la felicito

Por su valiente viaje y la invito a iniciar

Otra vez la Aventura del Agua.

 
 
 
Volver al menu cuentos.
 
 
Autor/a del cuento
© Claudio Salvo